Lo que me ocurre es que pavimento ir detras en el lapso

Lo que me ocurre es que pavimento ir detras en el lapso

Al leer a Daniel Zayas lo primero que viene a mi mente podri­a ser estoy ante un poeta y, diria mas, ante un extremadamente buen poeta, entendida la poesia igual que una forma sobre enfrentar el texto y, ?por que nunca? la vida.

?Te sientes mismamente o crees que unicamente divago?

La palabra poeta nos quedaria grande a casi todo el mundo los que a frecuente intentamos forjar el verso. Sin embargo, ajustandome a tu pregunta, creo que si. El deseo por la poesia desplazandolo hacia el pelo la intencion de expresarme como consecuencia de la novia realiza que este mas atento del segundo en que se manifiesta en mi vida cotidiana la fama poetica, que a la caza de una leyenda. Igual cuando escribo narracion me agrada fabricar o evidenciar en esa biografia que relato la gestacion de esas imagenes poeticas de estas que te hablaba. Tambien me fascina la prosa poetica, desprovisto que lo cual se convierta en la justificacion para empezar a florear en la pagina y no ha transpirado realizar ininteligible la biografia asi­ como obstinar al lector o empalagarlo.

Nacer asi­ como subir en esa una diferente isla da la impresion haber ejercido la notable poder en tu forma de decir y en lo que dices. ?Que nos cuentas de tu infancia desplazandolo hacia el pelo adolescencia en esa isla que ha tenido tantos nombres asi­ como que sigues empenado en cautivar Isla sobre Pinos?

Mi infancia transcurrio a lo largo de esa gigantesco crisis que actualmente recordamos como Periodo Especial. De forma que es innegable que esos primeros anos de vida estuvieran marcados por la escasez, la hidrofobia y no ha transpirado la frustracion. Sobre esa epoca quedo el humor de mi origen Con El Fin De describir la miseria y no ha transpirado de este modo quitarle el tono acido desplazandolo hacia el pelo reir. Quedo mi fascinacion por mis abuelos perdiendo la memoria asi­ como la movilidad, o por otros parientes, observando una verdad distinta, observando animales brotando sobre un orificio en donde solo habia panico. De mi adolescencia quedaron experiencias en las que fui el joven desobediente, impuntual e irresponsable. Entretanto algunos colegas a mi perduracion leian a Victor Hugo o aprendian coreano o frances, yo bebia, fumaba y me escapaba sobre la escuela. Alguna vez me arrepenti sobre encontrarse perdido tanto lapso que pude emplear en lecturas. Luego https://datingranking.net/es/marriagemindedpeoplemeet-review/ me di cuenta sobre que habia visto la certeza desde un angulo a traves del cual mis amigos nunca verian nunca las cosas.

Seri­a probable que la Isla que yo idealice en mi testa asi­ como en mis libros sea abundante mas hermosa desplazandolo hacia el pelo particular de lo que puede reprender cualquier visitante. Lo que me pasa es que piso ir atras en el tiempo e intento verla como era decadas antes, cuando sitios que hoy son ruinas eran sitios llenos de pisadas, humo sobre cigarrillo… Cuando alguien que ama redactar, condensa decadas sobre biografia en una novela, 6 o 7 acontecimientos o sitios tocados por la encantamiento, espaciados en el tiempo, En la actualidad nombrados en parrafos consecutivos, podri­an parecer un exceso. De modo que la Isla de mi nunca es unicamente el espacio que conoci o la particularidad que rodeo mis anos de vida sobre vida. Cuando te enamoras sobre un punto, sus personajes e leyenda, lo cuentas con emocion, haces que el que escucha lo viva y se contagie. Asi que en ocasiones pienso que la Isla es una amalgama sobre ficcion y certeza.

Seri­a curioso que tu primer libro de literatura inmaduro vivaz (LIJ) no fuese un poemario. ?Se te resiste la poesia Con El Fin De todos estos grupos etarios?

Tengo varios intentos de poesia inmaduro, poquisimos, pero cada vez que me plante ante el reto sobre contar una leyenda para ji?venes, senti que la narracion era el envase idoneo de verterla.

Tu admirado Abilio Estevez, al entrevistarlo an objetivo sobre cumplirse veinte anos de el otorgamiento de el Premio de la Critica a Tuyo es el mundo me decia «Todo lo que he escrito son mis memorias». ?Ocurre alguna cosa cercano con tu LIJ?

Yo diria que cualquier lo que he escrito tuvo tema de partida en mis memorias y esta permeado de estas.

En La sombra de los almendros, tu protagonista seri­a un adolescente que ha resignado la marcha del progenitor e igualmente resultan complicadas las relaciones interfamiliares en Gaviotas en la orilla. ?Crees que la comparecencia cada vez gran en la LIJ cubana sobre ninos y no ha transpirado ji?venes con familias desestructuradas responde a las peculiaridades de la certeza social o se prostitucion sobre la moda que busca reflejar un lado menos amable desplazandolo hacia el pelo facilita al autor desfogar sus propios dramas?